La Dama y los Laureles, Leonard Merrick

sábado, septiembre 12, 2015

Título original: The Lady and the Laurels
Título en España: La Dama y los Laureles
Autor: Leonard Merrick
Ardicia Editorial
Páginas: 97


William Childers, recién licenciado en Oxford y poeta en ciernes, es enviado por su madre a Sudáfrica, donde esta espera que su tío Somerset pueda hacer carrera de él en los campos de diamantes. Pero las escasas aptitudes comerciales del muchacho harán que termine ocupando un puesto de escribiente en el soporífero juzgado del poblado de Du Toit’s Pan, donde los días transcurren monótonamente. Sin embargo, su abúlica existencia dará un giro radical cuando, durante una gira por el país, la archifamosa actriz Rosa Duchêne se cruce en su camino, cambiando su vida para siempre.

Esta pequeña joya me llegó gracias a Ardicia Editorial, que tienen un catálogo maravilloso. Os lo recomiendo muchísimo, porque seguro que encontráis algo que os guste. Y estáis viendo bien, es así de cortita. El autor tampoco necesita mucho más para contar, a su modo, una historia que en base nos pueda sonar a casi todos.

No sabría cómo hablar de esta novelita sin estropear la sorpresa de la trama a quien lea esta reseña. Baste decir que en esas casi cien páginas hay escondida una historia sencilla y bien escrita, que por su brevedad se podría leer de una sentada, pero hay algo en ella que obliga al lector a recrearse en cada palabra. 

El protagonista, William Childers, es un muchacho enfermizo y sin ninguna cualidad especial para desarrollar ninguna actividad en la vida. Dice que quiere ser poeta, pero su madre no parece estar muy convencida de ello, y en un intento algo desesperado lo envía a Sudáfrica con su tío, para ver si puede meterle en vereda y hacer de él un hombre de provecho. Sus primeras semanas allí resultan ser aburridas y demuestran la falta de empeño o capacidades que William tiene para cualquier trabajo. No es hasta meses después, cuando un compañía llega al teatro de la ciudad, que el joven parece salir de ese letargo obligado al que le había confinado su trabajo. La estrella del momento, Rosa Duchêne, está en la ciudad, y William cae prendado de su belleza.

Cuando apareció, con toda su elegancia, las mujeres contuvieron el aliento en sus vestidos de noche. Aparentaba no ser consciente de estar siendo juzgada por el público, pero las damas nunca lo habrían consentido: le estaban muy agradecidas. Los aplausos se desataron en una salva prolongada y bulliciosa. Los campos de diamantes daban la bienvenida a la única actriz de renombre que se había dignado honrarlos con su presencia, y tuvo que pasar casi un minuto hasta que por fin pudo hablar.

Ésa es Rosa Duchêne, la que aporta un rayo de luz a la vida de William, paradójicamente cuando, a causa del trabajo y su mala salud, el joven se queda ciego. Y no me siento capaz de seguir contando más de la novela. La tendréis que leer vosotros mismos, y creedme cuando os digo que merece mucho la pena. Mientras leía, intentaba detenerme en cada palabra, y repasar mentalmente todas las escenas anteriores.

La novela es una constante relación entre opuestos. desde el estilo de vida bohemio que pretende llevar William al dedicarse a la poesía y la monotonía del trabajo que le encomienda su tío, el joven que puede ver aún teniendo una vida insulsa y posteriormente queda ciego junto al amor de su vida. La  bondad y la inocencia de William frente al mundo que le rodea, poblado de bromas pesadas y mentiras.  

Además de esto, tal como se dice en la contraportada del libro, Leonard Merrick fue considerado en su momento un novelista para novelistas. Su obra está repleta de referencias literarias, desde Alexandre Dumas (Rosa hace su primera aparición interpretando el personaje principal de La Dama de las Camelias) a menciones a La pobre señorita Finch; Rossetti, Tennyson y otros poetas de la época.

En definitiva, dedicadle unos minutos de vuestro tiempo a leer y maravillaos con esta obra. Menos de cien páginas donde podréis conocer la historia completa de William, sus sueños en la vida y la forma en la que se acaban cumpliendo.

9 comentarios:

  1. Parece un libro interesante, lo tendré en cuenta
    me gustó la reseña
    un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Ya viste lo delgadito que es, realmente se lee en nada y es bastante curiosa la forma en la que se desarrollan los acontecimientos. Más que recomendado, muchas gracias por pasarte por aquí :)
      Un saludito :)

      Eliminar
  2. ¡Qué buena pinta! No lo conocía (y tampoco a la editorial) pero me ha llamado mucho la atención. Gracias por la reseña.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Ardicia está recuperando bastantes cosillas algo desconocidas y muy interesantes, en ediciones muy cuidadas y cucas. así que hay que tenerla muy en cuenta aunque sea pequeñita.
      Un saludín, gracias por venir :D

      Eliminar
  3. Me la apunto, es cortita y tiene una pinta fantástica. Gracias por la reseña.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Haces bien, sí, que se lee en un suspiro y merece mucho la pena.
      Gracias a tí por venir, un saludín! :)

      Eliminar
  4. Como siempre, descubriéndome libros que ni conocía pero que con tu reseña se me hacen imprescindibles.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Para eso estoy yo, totalmente. Encantada de que te guste, ya sabes dónde encontrar más libros a descubrir, jejejeje.
      Un saludín! :D

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

¡Hola! Gracias por pasarte por mi blog y dedicar tiempo a comentar, valoro todos los comentarios, y siempre respondo.
¡Un saludito!