The Borrowers, Mary Norton

viernes, septiembre 04, 2015

Título original: The Borrowers
Título en España: Los Incursores
Autor: Mary Norton
Blackie Books
Páginas: 344

Arrietty es más diminuta que un terrón de azúcar. Y sin embargo es muy valiente, porque con una aguja como espada deberá salvar a toda su familia, con la que vive bajo el suelo de un viejo caserón. Ellos son "los incursores". No poseen nada y por eso deben vivir peligrosas aventuras cada vez que quieren «tomar prestada» alguna de las pertenencias de los dueños de la casa: los enormes "serumanos". Así, con mil heroicidades, incursionan en el caserón para conseguir los carretes de hilo que usan como taburetes, las cajitas lacadas que convierten en sus camas, y también los sellos que cuelgan de sus paredes como si fueran obras de arte. Estos pequeños grandes héroes no son duendes. Son seres humanos pequeñísimos y muy reales, como son reales sus miedos, sus alegrías, sus triunfos y sus amores. Eso descubriremos cuando Arrietty, en el intento de salvar a toda su familia, conozca al chico de la casa, un "serumano" muy especial… y sus vidas cambien para siempre.

Este libro me llegó gracias a la editorial Blackie Books (¡muchas gracias!) y fue una de mis lecturas este verano. Una de las que más me sorprendió, he de decir. 

Gracias a lo que había leído por algunos blogs, supe que ésta era la historia original que había inspirado series y películas como "Los Diminutos" o "Arthur y los Minimoys". Hasta entonces no tenía ni idea de que también había inspirado una película del inolvidable Miyazaki, y mucho menos, que en realidad, es un clásico infantil anglosajón. Este libro es todo eso y más. 

Escrito de la manera más tierna y bonita (en el sentido literal de la palabra) que se pueda escribir, narra las aventuras de Arriety, una niña muy especial de una familia muy especial. Son criaturitas pequeñas, para las que un carrete de hilo les sirve como mesa y una aguja como espada. Son incursores en una mansión inglesa. Hubo más en otros tiempos, los Harpsichord, los Overmantel...aunque ahora sólo quedaban ellos, los Clock.

Arriety sintió unas lágrimas tibias detrás de sus párpados, y un súbito orgullo que la invadía: ¡este era, por fin, El Reloj! ¡El reloj del que provenía el apellido de su familia! Durante doscientos años había estado allí, solemne y perseverante, custodiando el hogar de los Clock y midiendo su tiempo.

De su mano conocemos la rutina de un incursor, con su padre Pod como mejor ejemplo. Aprenderse las idas y venidas de los habitantes de la casa es la mejor manera de sobrevivir, pues los serumanos no suelen tolerar bien la presencia de los incursores en sus hogares. Estas pequeñas criaturas se sirven de objetos tan dispares como sellos de correos, cerillas o carretes de hilo para construir, amueblar y decorar su hogar, situado generalmente debajo del suelo. 

Es un libro, como ya os he dicho, tierno, capaz de sonsacar una sonrisa al lector y hacerlo retroceder hasta su infancia, o al menos conmigo lo ha conseguido. Me llamó la atención descubrir que la autora sufría graves problemas de vista, y al no ser capaz de distinguir contornos  y formas definidos, y por sus propios problemas de visión, a menudo perdía objetos a su alcance, dio forma a todo ello creando estos seres iguales a los humanos en forma, idiomas y costumbres, pero en versión reducida. 

El lado de abajo de una gran raíz formaba el techo del nicho, y otras más pequeñas sustentaban las paredes y el suelo. Estas últimas, señaló Pod, vendrían bien como travesaños y estantes.

La editorial Blackie Books planea publicar la obra de Mary Norton al completo (que hasta donde yo sé, consta de 5 aventuras de Arriety y su familia), y en esta edición se incluyen los dos primeros libros: "Los Incursores" y "Los Incursores en el campo". En el primero se cuentan las andanzas de la familia Clock en la mansión y en el segundo cómo la familia se ve en la circunstancia de emigrar al campo. 

La autora nos habla de la vida cotidiana, en ocasiones monótona y algo aburrida, y también la posibilidad de vivir alguna aventurilla, atreviéndose a ir un poco más allá de lo establecido y acabar viviendo la aventura de tu vida. Que es precisamente lo que le ocurre a Arriety. ¿Dijimos que los serumanos no toleran a los incusores? No todos son iguales. En el primer libro, ella conoce a un niño habitante de la mansión, y precisamente es la hermana de este niño, adulto en la actualidad, la que cuenta la historia de los incursores. 

En definitiva, es un libro repleto de fantasía e imaginación, que de manera tranquila descubre  al lector (sea de la edad que sea) un mundo hasta entonces desconocido, y que tras su lectura, nunca podrás volver a contemplar un objeto tan común como una hoja de tijera o un sello postal sin preguntarte para qué los podría utilizar alguien como Arriety o Pod. Y entonces, la labor inicial del libro, que era dar a conocer a los incursores, se verá completada.

2 comentarios:

  1. ¡Hola!

    No sabía que existía un libro, pues conozco la famosa película así como también la versión de Studio Ghibli, ¡pero desconocía la existencia del libro! Se queda anotado como lectura pendiente para un futuro :)

    Gracias por la reseña.
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Muchas gracias por venir y pasarte :)
      Y sí, hay un libro, y como puedes ver, es una cucada. Muy tierno y ameno, sinceramente, así que te lo recomiendo mucho. ¡Anímate!

      Eliminar

¡Hola! Gracias por pasarte por mi blog y dedicar tiempo a comentar, valoro todos los comentarios, y siempre respondo.
¡Un saludito!