Dúil, Liam O'Flaherty

martes, febrero 23, 2016

Título original: Dúil
Título en España: Deseo
Autor: Liam O'Flaherty
Traducción: Antonio Rivero Tavarillo
Nórdica Libros
Páginas: 190

Estos dieciocho relatos tratan temas diversos con un hilo conductor en todos ellos: el «deseo», ese vínculo afectivo entre un niño y su soñado traje nuevo, entre el gato y el ratón que ansía cazar, entre el sediento y la botella de cerveza..., que, no en vano, da título al primer relato. En todos ellos está muy presente la dura relación del hombre con la naturaleza y todos ellos tienen una importante carga moral; quizá por eso muchos de los protagonistas son niños, jóvenes y animales. Al terminar la lectura podremos decir que conocemos mejor el alma profunda de los irlandeses.


Este maravilloso libro de relatos me lo enviaron desde Nórdica, así que lo primero es agradecerles el detalle y la amabilidad. Creía que me gustaría, aunque no me hacía la idea de lo que me iba a encontrar.

Lo que hay son dieciocho relatos en los que, como se suele decir, el autor vuelca la esencia misma y el alma de un pueblo. En este caso, el irlandés, no tan diferente al pueblo asturiano, tanto en costumbres como en clima y geografía. Me sentí un poco como en casa mientras leía, bien sea por mi afinidad con lo propio de aquella isla, bien la similitud con lo que conozco por estos alrededores. Sea como fuere, es una lectura interesante y se la recomiendo a todo aquel que quiera conocer algo de las costumbres y la forma de vida de aquellos parajes.

El autor habla de lo que sabe y conoce, sin embargo, su forma de escribir le otorga a la obra una personalidad viva que hacer sentir empatía por los protagonistas de cada relato. No resulta fácil simpatizar tanto con una vaca como con un niño y páginas más tarde con un parroquiano en una estafeta de correos. Y realmente lo consigue, hasta el punto de enternecer y emocionar con la mera presencia de una vaca en un prado al borde del acantilado o un gato jugueteando con un ratón.

El gatito seguía las evoluciones de aquel bicho pequeño, pero no sacaba las zarpas para jugar con éll, a diferencia de lo que acostumbraba a hacer con cualquier objeto que se moviera. Por eso corría alrededor de aquella cosa tan rara que le daba un poco de miedo. Lo que le atemorizaba era aquel rabo tan largo, que parecía una cuerda de la que alguien tirara lentamente por la hierba, y entonces le causó un pavor desmedido la cuerdecita aquella, lo mismo que el olor que desprendía.

No estoy segura de poder elegir uno solo entre los dieciocho relatos. Cada uno tiene momentos especiales, frases memorables, y un aire a tradición que convierten el libro en algo encantador. Liam O'Flaherty sabe y pretende mostrarnos cuan dura e implacable puede ser la naturaleza y las condiciones de vida de una época algo olvidada, y no por ello olvida esos pequeños rayos de sol que se cuelan en la vida de alguno de los protagonistas. Quizás un propósito moralizante,quizás mero interés didáctico, lo cierto es que no se deja llevar por sentimentalismos, expone de manera directa y concisa los problemas, pero deja entrever que siempre o casi siempre puede haber alguna solución para ellos.

Juro que me di cuenta de que no decía nada más que la verdad. El ánsar salvaje estaba tan enamorado de la patita negra como pudiera estarlo un mozalbete de una muchacha guapa. No nos dejaba acercarnos a ella. Cuando sus plumas llegaron a ser tan fuertes como para remontar el cielo e ir a donde quisiese, siempre regresaba a su menida y negra compañera.Ponía el pico inclinado a tierra y desplegaba las alas y daba vueltas y más vueltas alrededor de ella, apretándose a su lado y parloteando, como si le diera cuenta de su viaje. Prometo que mi mujer estaba en lo cierto. Estaba sometido a un vínculo mucho más fuerte que el de las cadenas de hierro: el misterioso vínculo del amor.

Como ya os dije en su momento cuando hablaba de The Poor Mouth, Nórdica ha hecho un trabajo impresionante al encargar la traducción directamente del gaélico a Antonio Rivero Taravillo, que sin duda se merece toda mi admiración, dado lo complejo que resulta este idioma. Si a esto se le suma el hecho de que sea la primera vez que la obra se publica fuera de Irlanda, hacen de este libro algo único y especial tanto para los aficionados a la literatura en general, los libros de relatos, y los enamorados de la Isla Esmeralda entre los que me incluyo. 

He sido muy afortunada al poder recibirlo de la editorial, y siento que esta escueta reseña no le podrá hacer justicia. Confiad en mi, poneros en las manos del traductor, y dejaros llevar a esa Irlanda de ensueño, de vida dura y agrestre, de niños y animales correteando por las granjas, de madres luchando por criar y sacar adelante a sus hijos. 

12 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Leí La boca pobre por tu recomendación, y me apunto ahora mismo esta. Me llama muchísimo la atención Irlanda, y aunque no soy asturiana sino castellana, tengo familia allí, y me encanta ^^. El que haya sido traducido directamente del gaélico me parece una proeza, ¡con lo difícil que es! :O
    Saludos :).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Al final leiste aquel libro? Genial! Y qué te pareció? Espero que te gustara mucho. Este, aunque tenga partes de humor no tiene la gracia y la ironía del otro. De hecho no tiene nada que ver, pero merece la pena muchísimo. Si te gusta Irlanda, este libro te encantará, porque es Irlanda en sí misma.
      Y sí, el gaélico parece complicadísimo, así que mérito doble, jejejeje.
      Gracias por venir, un saludito! :D

      Eliminar
  2. ¡Me lo apunto sin dudar! Como dices, parece único y especial, y me apetece ahora leer algún relato agradable de este tipo, y si me recuerda a Asturias, pues como si estuviera en casa. ;-)
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Sí, definitivamente es único, es tierno y duro a ratos, según corresponda. Ya te digo que me sentí como en casa, las costumbres de los pueblos, las familias, el clima. Es muy "de aquí". Seguro que te gusta :)
      Gracias por venir, un saludito! :D

      Eliminar
  3. Tienen que ser super cortos, ¡18 relatos en 190 páginas! Me lo apunto por si me cruzo con él.

    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Sí que lo son, sí. Algunos son más cortos y otros un poquito más largos, pero se lee super rapido, muy ameno todo.
      Gracias por venir, un saludito! :D

      Eliminar
  4. Pues tiene una pinta estupenda.
    Aquí otra apasionada de Irlanda y de su literatura y su música. Es cierto que los asturianos nos sentimos más cerca de ese maravilloso país, al fin y al cabo nos corre sangre celta por las venas también ;)
    Voy a buscar el libro y me voy a animar a leerlo.
    Besinos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Me ha gustado mucho, mucho, sobre todo la forma de narrar esas costumbres, que a veces son tan parecidas a las de por aquí, y la relación tan cercana que tienen con la geografía y la naturaleza en general.
      Recomendadísimo :)

      Un saludín!

      Eliminar
    2. Haré una incursión en la biblio a ver si lo encuentro :)

      Eliminar
    3. Holi!
      Si no lo encuentras, siempre me lo puedes pedir, que no me importa, yo también tengo servicio de biblioteca jajajaja.

      Eliminar
  5. ¡Hola!
    No soy mucho de leer libros de relatos pero no descarto darle una oportunidad en un futuro. Me gusta que se centre en Irlanda y me gustaría saber más sobre el país.
    Lo llevo apuntado a ver si me animo con él en algún momento.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      A mí tampoco me suelen llamar la atención, más que nada porque a veces pierdes un poco el tono entre uno y otro. Pero aquí, con ese hilo en común que tienen todos, y lo bien escrito que está, no molesta para nada. Es más, facilita la visión de muchas partes de la sociedad irlandesa, así que incluso viene bien, jejeje.
      Un saludín! :D

      Eliminar

¡Hola! Gracias por pasarte por mi blog y dedicar tiempo a comentar, valoro todos los comentarios, y siempre respondo.
¡Un saludito!